Guanyem Polinyà: 2018 - Gener 2018

Acaba de comenzar y ya ha sido bautizado por el Sr. Alcalde en el editorial de la revista municipal de diciembre como: el año de los grandes proyectos.

En ese artículo enumera todas las obras que ya han comenzado y las que en breve van a comenzar; incluso los proyectos que no verán la luz en esta legislatura. Como muy bien dice, da el pistoletazo de salida a las grandes obras y, a la vez, a su campaña electoral a las elecciones municipales del 2019. Comprendiendo, claro está, que se entienda así por lo difícil que es negar lo evidente, los demás esperaremos para hacer campaña a la primavera del 2019.

No hay nada innovador en esta forma de proceder. Es repetitivo. Pero no por ser repetitivo es menos irresponsable. La frivolidad con la que se habla de la transformación del futuro de Polinyà, relegando esa transformación solo a las obras, resta credibilidad a los políticos y a la política. Invertir siempre en obras es invertir nuestros recursos en más gastos corrientes (más limpieza, más luz, más mantenimiento… que hoy por hoy representa aumentar partidas para el beneficio de empresas privadas…) y en más gastos financieros (endeudándonos con préstamos bancarios); por lo que restara capacidad económica para abordar políticas reales de transformación social: remunicipalización servicios públicos y agua, vivienda pública, salud, formación y empleo, educación, cultura, deportes, energías renovables y autoabastecimiento… Queda claro tanto en este artículo como en los Presupuestos presentados para el 2018, que la política llevada por el gobierno PSC-EUIA es idéntica a la realizada por gobiernos anteriores. Hay alternativa a estas políticas tan efectistas, políticas transformadoras.

OTRA FORMA DE HACER POLITICA ES POSIBLE

Darrera actualització: 11.05.2018 | 10:46