GUANYEM POLINYÀ: Este artículo llegará a todas las vecinas/os a primeros de septiembre, por lo que se habrán acabado las vacaciones para la inmensa mayoría-Juliol 2018

Por esto, hemos optado por dar una ojeada a todo lo ocurrido de septiembre 2017/julio 2018. Si hay algo que es implacable es el tiempo, inexorablemente pasa y no podemos volver atrás y recuperar el tiempo perdido y eso es lo que ha sido este último curso político, valioso tiempo perdido, sólo destacable de este periodo, la mediocridad, la improvisación y la falta de trabajo.

Enumerar otra vez las obras públicas o proyectos que ni han empezado, las que están paralizadas, hablar otra vez de las obras del paseo y los problemas que presenta, hablar otra vez de presupuestos de inversiones y superávit del 2018, de la falta de inversión en transformación social… Cuando en septiembre habría que empezar a preparar los presupuestos del 2019, es repetir una y otra vez la situación real en la que éste gobierno está instalado; es volver a iniciar otro curso político con todo pendiente, todo un año perdido.

Hemos vuelto a pasar un agosto 2018 como en 2017, en 2016… Con servicios mínimos en el CAP, que no es competencia del gobierno, lo sabemos, pero la ciudadanía sí es su competencia.  Falta voluntad política, ponerse al frente de los problemas de la gente.

Como llevábamos meses diciendo y que los hechos han confirmado, no ha habido trabajo. Un trabajo inexistente en todos los ámbitos incluso el festivo (importante bastión del PSC). Que el actual gobierno no iba a realizar cambios de transformación social porque no tiene un proyecto para Polinyà era obvio, pero que ni siquiera la gestión haya estado a la altura es para reflexionar. Necesitamos un gobierno que esté dispuesto a trabajar por la ciudadanía, a ser protagonista en todos los escenarios posibles siempre al lado de la gente.

OTRA FORMA DE HACER POLÍTICA ES POSIBLE.

Darrera actualització: 23.08.2018 | 09:08